Blogcrowds

divendres, 19 d’octubre de 2018

Aquest article pretén donar a conèixer un fet tràgic que mai hauria d'haver-se produit i retre un petit homenatge a la familia que va patir-ho.

La nit del 31 d'agost de 1926 a Montcada hi va haver un tràgic succès, derivat d'un dels mals que el poble havia patit des de sempre, les riuades.

La següent imatge d'un retall de revista "Blanco y Negro", dossier de l'ABC recull el detall de com va quedar el vehicle del senyor Ramon Mas-Bagà, arrossegat per la riuada, quan ell, la seva familia i el seu servei, va intentar passar amb el cotxe el gual de la carretera de Ribes que tot just passava per l'actual aiguabarreig de la riera de Sant Cugat amb el Ripoll.

Moncada. Estragos del temporal. Estado en que quedó el automóvil del Sr. Mas Baga, arrastrado por la crecida del río Besós, al intentar atravesarlo, y en cuyo accidente perecieron nueve personas (Foto Brangulí). Blanco Y Negro.

El vehicle va quedar encastat al fang del riu i no va poder avançar ni retrocedir. El riu va créixer i en Ramon Mas-Bagà, la seva esposa, tres filles petites, un fill de dos mesos, el sogre, el xòfer i la cuidadora del bebé van morir arrosegats dins el vehicle. També va morir una desena persona, veí de Montcada, de nom Jaume Flaquer Casas, que els va intentar ajudar amb unes cordes.

El vehicle va aparèixer un quilòmetre més abaix del gual del Ripoll amb el cadàver d'una de les filles. El del senyor Mas-Bagà va aparèixer a San Adrià, el de la seva esposa i una altra filla a la Mar Bella. El bebé de la familia va ser trobat al marge del riu.

Sota una gran manifestació de dol i encara per trobar alguns cossos, l'enterrament dels morts de Mas-Bagà es va realitzar el divendres 3 de setembre de 1926 a les 16:00, aplegant una comitiva formada per milers de persones, incloent personalitats eclesiàstiques, civils i militars. També van assistir l'alcalde de Montcada, Esteve Riera, el tinent-alcalde Narcís Vinyals i el jutge Manel Batlle.

A les 13:30 d'aquell dia, el mar va retornar a les platges de Masnou el cadàver del xòfer del vehicle, però encara restava per trobar els cadàvers del sogre de Mas-Bagà i d'una de les filles.

La comitiva del dol va sortir de l'hospital Clínic amb l'objectiu d'arribar a l'església de San Josep Oriol on es va fer el sepeli. D'allà la comitiva va seguir fins el carrer de Villarroel per tal de portar els cadàvers als cementiris.

Es van dedicar tres carruatges només per portar les flors i rams que la gent els hi deixava. L'ataud del senyor Mas-Bagà anava cobert per una tapís dels somatents de Sarrià. La jornada va ser emotiva per bona part la ciutat de Barcelona.

Diumenge 5 de setembre van trobar a Montcada, entre unes canyes properes al lloc de l'accident el cadàver del sogre de Mas-Bagà, i la filla d'aquest que també restava per trobar. A l'endemà, dia 6 es fa fer el segon enterrament, juntament amb el del xòfer.

A continuació us deixem els detalls que hem pogut investigar d'aquest terrible fet que va ocórrer a Montcada i Reixac.

L'incident al viatge
Segons la referència trobada a la revista "Ilustración Católica", que va publicar tres imatges (el vehicle tombat al riu i dos imatges addicionals del funeral dels Mas Bagà), la família anava de Sant Feliu de Codines cap a Barcelona aquella nit de pluja, tornant de la festivitat de San Ramon en aquesta població on la familia descansava habitualment.

La familia Mas Bagà al trasladarse de San Feliu de Codines a Barcelona en automóvil es arrastrada por la corriente del rio Ripoll, en Término de Moncada. Ilustración Católica.

Segons el diari ABC, que també es fa fer ressò del fet a l'endemà, 1 de Setembre de 1926, van publicar que el vehicle va ser trobat un quilòmetre del lloc on els va sorprendre la riuada. La imatge també és de Josep Brangulí.

MONCADA (BARCELONA). EFECTOS DEL TEMPORAL. EL AUTOMÓVIL DEL SR. MAS BAGA, QUE FUE HALLADO UN KILÓMETRO MÁS ALLA DEL SITIO DONDE LE SORPRENDIO LA CORRIENTE.

Als diaris es van anar publicant cada dia les novetats sobre la trobada dels cadàvers de la familia i ele detalls del sepeli del funeral dels Mas Bagà, parlant ja de deu morts (inclouen ja el montcadenc que els va intentar ajudar i també va morir).

- Ramon Mas-Bagà Rubio
- Carolina Cros Vallmitjana (esposa Mas-Bagà de 35-40 anys)
- Maria Teresa Mas-Bagà Cros (filla de 4 anys)
- Carolina Mas-Bagà Cros (filla de 10-12 anys)
- Maria del Carme Mas-Bagà Cros (filla)
- Carles Mas-Bagà Cros (fill de 2 mesos d'edat)
- Dolores Capella (cuidadora del bebé)
- Enrique Viñas Escrigas (sogre de Mas Bagà)
- Juan Segura (xòfer del vehicle)
- Jaume Flaquer Casas (veí de Montcada que els va intentar ajudar).

Val a dir però que a l'esquella que es va publicar a La Vanguardia el mateix dia de l'enterrament no apareix una de les filles (Maria Teresa), doncs, com es diu al mateix diari, faltava per trobar el cos d'una de les filles i no la van incloure a l'esquella. La nena, així com el sogre de Mas-Bagà i el xòfer van ser enterrats dilluns 6 de setembre de 1926.



Deixem la transcripció de les cróniques d'aquells dies:

La Vanguardia, dijous 02 de Setembre de 1926, pàgina 8.
En las primeras horas de la mañana de ayer comenzó a circular por la ciudad la noticia de que a consecuencia del furioso temporal de anteanoche, varios miembros de la familia Mas Bagà, que viajaban en automóvil, habían perecido víctimas de un accidente. 

En efecto, en la Jefatura de policía y en el Gobierno Civil nos confirmaron que al cruzar la riera de Ripollet, el automóvil del señor Mas Bagá, ocupado por éste, su esposa, tres hijas, un niño de pecho que llevaba el ama de cría de la que sólo se sabe que se llama Dolores, el padre político del señor Mas Bagá, don Enrique Viñas, y el chofer llamado Juan, fué arrastrado por la corriente, pereciendo ahogados sus ocupantes. 

También pereció un hombre que acudió en socorro de la familia Mas Bagá, que asimismo fué arrastrado por la corriente. Los cadáveres de la esposa y una hija del señor Mas Bagá, fueron extraídos del agua en la playa de Pekin*. El del señor Bagá fue hallado en San Adrián y el de otra hija en las inmediaciones de Moncada.

Cómo ocurrió la desgracia. La familia Mas Bagá se había trasladado el martes a San Feliu de Codinas para pasar la fiesta de San Ramón, que era el nombre del señor Mas Bagá, al lado de la familia de su esposa, que veranea en el citado pueblo de San Feliu.

La catástrofe tuvo lugar a últimas horas de la tarde, cuando ya se trasladaba a Barcelona la familia Mas Bagá, después de haber pasado agradablemente la fiesta onomástica de don Ramón.

Guiaba el coche el chofer, que también ha perecido ahogado, y del que solo hemos podido averiguar que se llamaba Juan, y que había realizado ya otras veces el mismo viaje.

La primera etapa del viaje debió ya ser penosa a causa de la lluvia torrencial, que convertía los caminos en verdaderas lagunas. Con las precauciones necesarias llegó el coche, ya de noche, al sitio en que confluyen el río Ripoll y la riera de Sant Cugat, próximo a la barriada de Masrampinyo, del pueblo de Moncada.

Allí quedó atascado el coche, sin poder avanzar ni retroceder, en tanto que subía el nivel de las aguas y se hacía impetuosa la corriente, creando a los ocupantes del coche una situación angustiosísima.

Los vecinos de aquellos contornos dándose cuenta de ello, acudieron en auxilio de la familia Mas Bagá y desde los sitios más próximos lanzaron cuerdas consiguiendo que una de ellas llegara hasta el coche al que quedó atada.

Pero la avenida era tan arrolladora, que arrastró al vehículo, rompiendo la cuerda que lo sujetaba, desapareciendo entonces entre las agua los nueve ocupantes del automóvil y el individuo que, desde la orilla de la riera sujetaba la cuerda que estaba atada al automóvil.

El auto ha sido encontrado cerca de Moncada y en su interior estaba el cadáver de una de las niñas.

En las inmediaciones de San Adrián del Besós se encontró ayer mañana el cadáver del Señor Mas Bagá, y en la barriada de Pekín* han sido extraídos del agua los cadáveres de dona Carolila Cros y de otra niña.

Ayer tarde aún no se sabía nada en las casas particular y comercial del señor Mas Bagá de los demás cadáveres.

La noticia de esta tremenda desgracia ha causado gran impresión en esta ciudad, pues como antes decimos, la familia Mas Bagá era muy conocida y gozaba de grandes simpatías.

El establecimiento comercial de la calle Valencia ha cerrado sus puertas en señal de duelo, y en sus inmediaciones hubo durante todo el día numeroso público comentando la desgracia con frases de condolencia.

Hallazgo de cadáveres. En las primeras horas de la mañana el mar arrojó a la playa de Mas Vella, en la barriada de Pekín*, los cadáveres de dos mujeres de unos treinta y cinco a cuarenta años de edad y de una niña de diez a doce.

El de una de las mujeres conservaba la ropa interior y las medias y los otros dos aparecieron completamente desnudos.

El juzgado de guardia que acudió para instruir las oportunas diligencias ordenó fuesen trasladados los cadáveres al depósito del hospital Clínico para su identificación.

De tan macabro hallazgo no se tienen otros detalles, si bien se supone que alguna de las víctimas pertenece a la desgraciada familia Mas Bagá, que hallaron la muerte en la riera de Ripollet al arrastras la corriente el automóvil.

La mujer y la niña cuyos cuerpos aparecían completamente desnudos, se cree que se hallaban durmiendo en alguna barraca y les sorprendió el temporal perenciendo ahogadas y siendo llevadas por las aguas hasta el mar.

La noticia oficial. Ayer al mediodía fué facilitada en la Jefatura de la guardia urbana la siguiente nota: "Se ha confirmado que la noche pasada y al pasar por la riera de Ripollet un automóvil propiedad de don Ramón Más Bagá, ocupado por éste, su esposa y tres hijos y el chófer, quedó atascado el coche en mitad de la riera. A las voces de auxilio acudieron algunos vecinos y con cuerdas intentaron sacar el coche y salvar a los ocupantes. Al poco rato de iniciados los trabajos de salvamento, la corriente arrastró el automóvil y sus ocupantes, que perecieron ahogados. Además de las seis víctimas, o sea la familia Mas Bagá y el chofer, que aún no ha sido identificado, se dice que un hombre que les auxiliaba fué arrastrado también por la corriente. El cadáver de don RAmón Mas apareció en San Adrián y el de su esposa y una niña en la barriada de Pekín, junto a la playa de Mar Vella".

En el hospital Clínico. Ayer tarde, a última hora, se había practicado en el depósito judicial del hospital Clínico la autopsia de los cadáveres de doña Carolina Cros, de una de las niñas hija de la anterior y del ama de cría. (...)


ABC, divendres 3 de Setembre de 1926
Barcelona 2, 2 tarde. Al Juzgado de la Lonja le ha correspondido diligenciar un exhorto telegráfico del de Sabadell, interesando que se practique la autopsia a los cadáveres de la familia Mas Bagá, que pereció al querer cruzar en automóvil la Riera de Ripollés. La autopsia se les practicará esta tarde.

Hasta ahora han sido identificados los siguientes miembros de la familia Más Bagá muertos en el acidente: D. Ramán Más Bagá; su esposa doña Carolina Cros; sus hijos, Maria Teresa, Carlos y Carolina y el vecino de Moncada, que intentó salvarlos, Jaime Maquer.

No se han encontrado aún los demás cadáveres. El jefe de Policía representará en el entierro de esta tarde al gobernador.

Barcelona 2, 12 noche. Pocos detalles se pueden añadir a los que ya telefoneamos con respecto al tráfico fin de la familia Más Bagá, pues aunque han circulado versiones, que recogen algunos periodicos, según las cuales pudo haberse evitado la muerte de las nueve personas que iban en el coche, y no se evitó por no haberlo abandonado oportunamente, ante el temor de que el coche se perdiera, estas versiones pueden con dificultad ser creídas. 

Aparte que la vida de nueve personas habría de pesar más en el ánimo del propietario del coche que el valor del mismo, concurre la circunstancia de que el vehículo estaba asegurado, de suerte que nada hubiera perdido aquél en el caso de abandonarlo.

Hasta ahora han aparecido ocho cadáveres de la familia Más Bagá, faltando únicamente el de la niña María Teresa, de cuatro años. Ayer dijimos, en efecto, que habían sido encontrados cinco, entre ellos el del ama seca, Dolores Capella, y al mediodía ha sido encontrado el cadáver del niño Carlos, el menor de la familia, pues solo tenía dos meses. 

La noticia del hallazgo ha llegado al Depósito judicial de Moncada cuando se practicaba la autopsia al cadáver de la niña Carmen. El de Carlos se ha encontrado en una de los márgenes del río y sólo se descubrió un pie, estando el resto del cuerpo oculto por las tierras del aluvión. Después de este hallazgo faltaban encontrar todavía tres cadáveres; pero a última hora de la tarde, ha llegado los del chauffeur, Juan Segura y Don Enrique Viñas, esposo de la madre política del señor Más Bagá.

Por los domicilios particular y comercial del Sr. Más Bagá han desfilado infinidad de personas, que han dejado tarjeta, entre ellas el gobernador civil, el alcalde, el canciller del Obispado y otras distinguidas personas.

El entierro de los cadáveres de la familia Más Bagá tendrá lugar mañana por la tarde.

La Vanguardia, divendres 3 de Setembre de 1926
Al juzgado de la Lonja de esta ciudad le ha correspondido diligenciar un exhorto del juzgado de Sabadell, que instruye el sumario por el accidente en que pereció la familia Mas Bagá, interesando que se practique la autopsia a los cadáveres depositados en el hospital Clínico y que después, previa identificación, se proceda a. su entierro. La autopsia les fue practicada ayer tarde.


Los cadáveres identificados son el de don Ramón Mas Bagá Rubio, doña Carolina Cros Vallmitjana, María Teresa, Carmen y Carolina Mas Bagá, y Jaime Flaquer Casas, vecino de Moncada, que intentó prestar auxilio a la familia Mas Bagá, y que fué también arrastrado por la corriente.

Hallazgo de tres cadáveres. Desde las primeras horas del día de ayer, por orden de la autoridad judicial, se realizaron activos trabajos en las inmediaciones del lugar en que ocurrió el trágico suceso, en busca de los cadáveres del chofer que conducía el auto, Juan Segura; de Don Enrique Viñas, esposo de la madre política del señor Mas Bagá y del niño, hijo de éste, que faltaban por encontrar.

En el cementerio de Moncada se hallaba depositado desde la noche anterior el cadáver de la niña Carmen, que fue hallado en una riera de aquel partido.

A mediodía fue hallado el cadáver del niño Carlitos y por la tarde, tras grandes trabajos, fueron hallados los cadáveres del chofer Juan Segura y de don Enrique Viñas Escrigas, esposo de la madre política del señor Mas Bagá, que es un comerciante establecido en la calle de Claris, 34. Dichos cadáveres fueron traídos ayer a última hora de la tarde a Barcelona, siendo depositados en el hospital Clínico.

El entierro. El entierro de los muertos de la familia Mas Bagá tendrá efecto esta tarde, a las cuatro, partiendo la comitiva del hospital Clínico.

Los cadáveres serán inhumados en el Cementerio Nuevo. Presidirán las autoridades


La Vanguardia, dissabte 4 de Setembre de 1926
El entierro de la familia Mas Bagá. Ayer, a las cuatro de la tarde, como estaba anunciado, se efectuó el entierro de la infortunada familia Mas Bagá, que constituyó una grandiosa manifestación de duelo.

Puede decirse que Barcelona entera dio una elocuente prueba de su dolor ante "la horrenda tragedia que ha aniquilado una familia".

El patio y las galerías del hospital Clínico y las calles que había de recorrer la fúnebre comitiva estaban, materialmente llenas de gente, y los establecimientos del Arte Metalúrgico en todos sus ramos cerraron sus puertas durante el entierro.

La comitiva se organizó en la forma siguiente: Batidores de la guardia urbana, de gran gala, niñas del Asilo de San Rafael, niños del Asilo de San Juan de Dios, clero parroquial, carrozas fúnebres que conducían los cadáveres de Dolores Capella, Carlitos, Carmen y Carolina Mas Bagá, doña Carolina Cros y don Ramón Mas Bagá.

Seguía la presidencia de autoridades formada por el teniente de alcalde señor Barrie, el juez de primera instancia don Pelegrín Benito, el comandante de Marina señor Cadarso, don Lutgardo López, jefe de la Aeronáutica Naval; los concejales barceloneses señores Escalas y Salellas, el alcalde de Moncada, señor Esteve Riera; el teniente de alcalde y el juez de dicha población señores don Narciso Viñal y don Manuel Batlle, y el representante del alcalde de San Feliu de Codinas, señor Miralda.

A continuación iba la presidencia de la familia, constituida por don Juan Mas Bagá, don Juan Maciá, don Domingo Baró, don Leoncio Camps, padre e hijo, don José María Andrea, acompañados por los reverendos doctor Puigmartí y P. Ángel, carmelita. Iban también don Adolfo Cros y otros ;deudos. De la familia de Dolores Capella iban su esposo, Julio Palomeras, Alfonso Antequera, hijo político, y Ramón Palomeras, hermano político.

Seguía un numerosísimo acompañamiento, en el que figuraban personas de todos los matices políticos y categorías sociales sin, distinción alguna En tres coches fueron colocadas las coronas dedicadas a los finados, ocupando un coche la de la S.A. Daví y sobre los féretros depositáronse ramos de flores y coronas. El ataúd que guardaba los restos mortales iba cubierto por el tapiz de los somatenes de Sarrià.

Desde el hospital Clínico la comitiva se dirigió a la iglesia parroquial de San José Oriol y después de las preces de ritual se puso nuevamente en marcha hasta la calle de Villarroel cerca de la de Cortes, donde se despidió el duelo. 

El paso de la fúnebre comitiva por las diversas calles fue presenciado desde las aceras -y balcones por muchísimo público, que daba muestras de un vivo pesar. Las coronas que conducían los coches, eran, entre otras, las siguientes; Del Consejo administrativo de la Casa de (Curtidos Iglesias, Unión Industrial Metalúrgica, tres de la familia, otra de los empleados de la casa Mas Bagá, otra de los obreros, de la familia Maciá, de la familia Andreu, hermanos del difunto, de la viuda Mas Bagá, de Johny Mas Bagá, obreros de la Casa de Madrid y familia Iglesias.

Entre las personas conocidas que asistieron al fúnebre acto, recordamos a las siguientes- ' Señores Martín, Rialp, Salellas, Cuyas y Bonet del Río, concejales; señores Cañellas, Puig de la Bellacasa, Bou y Consolat (don Luis), Valls Pallejá (don Juan), Rocha (don Juan José), Llusá (don Rafael), que representaba al señor Cambó; Puig Marcó, Sagnier (don Enrique), Alandi, Cuvon, Casamada, GraelL Sert, Gual Casanovas, Dasca, Boada, Sabata, Farrero, Cunill, Veiga, Sainz de Baranda, Valls y Tarragó, Cotrina, Cuyas, Alegret, Bufalà, Llovet, Rives Pedrell, barón de Güell, Lligé, Peracamps, Senillosa, Garriga Forcada, Avelló, Margali, Comas, (Carreras, Massó, Uya, Girona, Mumbrú, Hurtado, Julia, Espinos, Pallarols, López Llausá, Pona Aróla, López de Sagredo, Metger, de Emilio, Ducay, Roviralta, Ferrer Valles, Plaudiura y Segarra. 

Asistieron también muchas representaciones, entre ellas la del Fomento del Trabajo Nacional, Cámara de Comercio, Cámara de la Industria, comisiones de Sitges, Llinas, Blanes y somatenes de Sarria. Los cadáveres de la famíla Mas Bagá recibieron cristiana sepultura en el cementerio Nuevo y el de Dolores Capella en el de Las Corts.

Sinceramente reiteramos a las familias de Mas Bagá y Capella el testimonio de nuestro dolor. Al despedirse el duelo, en la calle de Villarroel, don Juan Mas Bagá, que estaba consternadísimo, sufrió un síncope, siendo trasladado a un auto.

La Vanguardia, diumenge 5 de Setembre de 1926
El cadáver del chófer de la familia Mas Bagá. A la una y media de ayer tarde, las aguas del mar arrojaron a la playa de Masnou el cadáver de un hombre, que pronto fué reconocido por el de Juan Segura, chofer de la infortunada familia Mas Bagà.

Por teléfono se comunicó la noticia a esta capital, saliendo inmediatamente para Masnou don Juan Mas Bagá, para hacerse cargo del cadáver.

Cadáveres que no aparecen. Siguen sin aparecer los cadáveres de don Enrique Viñas y de una de las niñas de la familia Mas Bagá. Hasta ahora han resultado infructuosos cuantos trabajos se han realizado para encontrarlos.

Misas. Mañana, lunes, se celebrarán misas en sufragio de las almas de don Enrique Viñas, familia y demás allegados, víctimas del accidente de Moncada y del hijo de esta villa, vecino de aquella  población, don Jaime Fláquer Casas, que luchando contra la corriente para la salvación de los mismos, encontró heroica muerte en aquel accidente. Dichas misas serán costeadas por el Ateneo Felicense.

La Vanguardia, dimarts 7 de Setembre de 1926
Hallazgo del cadáver de D. Enrique Viñas, En la casa Mas Bagá se tuvo conocimiento el domingo, por la mañana, de que en Moncada había sido hallado el cadáver de don Enrique Viñas, e inmediatamente, don Juan Mas Bagá y algunos individuos de la familia se trasladaron a Moncada para identificar el cadáver.

En el cementerio de dicho pueblo, donde estaba depositado el cuerpo de don Enrique Viñas, fué identificado por su familia.

En un sitio no muy alejado de donde ocurrió la catástrofe, en un cañaveral, fué hallado enterrado en la arena y fango el cadáver del infortunado señor.

Algunos payeses que por aquel lugar pasaban notaron gran hedor y vieron allí una cantidad exorbitante de moscas, Al principio lo atribuyeron a un conejo que allí había muerto; pero el domingo, por la mañana, el mal olor era ya insoportable, por lo que se avisó a los mozos de escuadra, realizándose después los trabajos, que dieron por resultado el hallazgo del cadáver, que estaba en plena descomposición. En el cementerio se hizo por orden del juez del distrito, la autopsia.

Entierro. Ayer por la mañana se efectuó el entierro  de los individuos de la familia Mas Bagá don Enrique Viñas y la niña Maria Teresa Mas Bagá Cros y del chófer Juan Segura.

Los cadáveres del señor Viñas y de la niña Maria Teresa fueron hallados en la riera de Moncada. Los cuerpos de ambos se hallaban cubiertos de lodo.

El cadáver del chofer llegó procedente de Masnou. El entierro constituyó un nuevo acto de simpatía y afecto a la familia Mas Bagá. 

La fúnebre comitiva se organizó en la Granvía Diagonal, cruce con el paseo San Juan, y en ella figuraba numeroso público.

En la presidencia del duelo iban don Juan Mas-Bagà y sus cuñados señores Camps, Macià y Andreu y el yerno de señor Viñas don Domingo Baró.

En la segunda presidencia figuraban el cura párroco de Rubí y el hermano y el cuñado del chofer Juan Segura.

El cortejo siguió las calles de Bailén, y Aragón hasta la iglesia de la Concepción, donde se cantó un responso. Continuó por Lauria hasya la calle de Cortes, donde se despidió el duelo.

Los cadáveres recibieron cristiana sepultura en el Cementerio Nuevo.

Reiteramos a las apenadas familias la expresión de nuestro más sencillo pésame.




Seguint amb aquest succés, d'altra banda, el meu avi, encara que nascut el 1927, va escoltar de petit aquesta història dels seus pares i segons em va comentar ell, sembla ser que el riu semblava "no massa violent" i per això van passar tots dins el cotxe, però aquest va quedar encastat al fang i sense poder avançar. Pel que m'explicava, algú va advertir als Mas-Bagà de sortir del vehicle amb cordes i deixar-lo anar però no ho van fer (quadra amb el que hem descobert a la crònica que va fer La Vanguardia i l'ABC).

Malauradament, en aquella època s'estava bastint el primer pont sobre el Ripoll per on passaria la nova carretera de Ribes (dècades després N-152 i avui dia C-17).


Les riuades a Montcada i Reixac sempre han estat un mal molt gran. Recordem la darrera de grans repercusions el 1962, abans de canalitzar els rius i rieres. Però això és una altra història.

Finalment i, encara per confirmar (a la crònica ja ens ho fa saber en part, doncs tots els establiments metal·lúrgics van tancar durant l'enterrament dels Mas-Bagà), tot apunta que el senyor Mas Bagà tenia un negoci familiar de construcció de calderes, fundició, cuines i estufes, avui dins el holding "Grupo Macfrin", actualment ubicat a Vallgorguina.




*La Platja de Pekin, segons hem pogut investigar era la platja on d'un antic barri de barraques avui desaparegut al límit del districte barceloní de Sant Martí amb el municipi de Sant Adrià de Besòs, situat entre la platja i el quarter militar del castell del Camp de la Bota en un terreny on ara s'aixeca el recinte del Fòrum.

L'origen del barri se situa vers l'any 1870 quan s'hi van instal·lar diverses famílies xineses de pescadors emigrats de les illes Filipines que vivien en aquest terreny en pèssimes condicions per la manca de qualsevol tipus d'instal·lacions i el constant perill d'inundacions. Nogensmenys, el nombre d'habitatges va anar creixent a poc a poc amb immigrants d'altres llocs.

Als anys vint el barri fou arrasat per un temporal, però poc després, famílies vingudes a Barcelona amb motiu de trobar feina a l'entorn de l'Exposició Internacional de Barcelona del 1929 van aixecar-hi noves barraques, i també ho feren en un terreny veí anomenat Camp de la Bota (o Parapet) al costat del barri de Pequín.

En la dècada de 1950, quan l'exèrcit va abandonar el castell, les denominacions Pequín i Parapet van desaparèixer i tota l'àrea d'ençà només es coneixia amb el nom de Camp de la Bota.


Fons: Retall de revista "Blanco y Negro" i "Ilistración Católica". Foto ABC. Hemetoreta La Vanguardia / ABC.

divendres, 12 d’octubre de 2018

A Montcada i Reixac hi ha hagut un seguit de desgràcies vinculades amb els rius i els ferrocarrils. Un d'aquests tràgics successos va succeir el 1933, quan un tren de mercaderies va xocar amb un altre comboi mixte (viatgers i mercaderies) a l'alçada de Can Sant Joan/Vallbona.

De l'accident en va resultar mort un mosso del tren i deu ferits entre els viatgers.

Choque de trenes en Barcelona. E el kilómetro 135 de la línea del norte, entre las estaciones de San Andrés y Moncada Bifurcación, chocó un tren de mercancías con el mixto de Zaragoza. La catástrofe no tuvo mayores proporciones porque en el tren mixto viajaba poca gente pero quedaron destrozados diez coches y resultó muerto un mozo de tren y heridos diez viajeros (Foto Brangulí)



Fons: Revista de l'època pendent de catalogar.

divendres, 5 d’octubre de 2018

Encara que els "Boys Scouts" ens sonin a cosa americada, aquesta organització internacional i juvenil persegueix formar el jovent amb valors i responsabilitats, així com desenvolupar el seu caràcter i l'autosuficiència mitjançant la participació en un seguit d'activitats orientades a aquestes finalitats.

L'any 1931, la revista "Blanco y Negro" va publicar aquesta bonica imatge d'un lloc de muntanya a Montcada i Reixac, on podem veure zona de vinya i zona d'explotació forestal. En aquella ocasió es va realitzar una festa del Boy Scouts de Barcelona en convivència amb uns Boy Scouts anglesos que van visitar-los.


Aspecto del campanento de los exploradores de Moncada (Barcelola) durante la fiesta celebrada en honor de los exploradores ingleses que visitan la región. (1931/Revista Blanco y Negro).

Trobem una altra imatge del mateix dia on diu "Fiesta celebrada en Moncada en honor de los exploradores británicos. Una exploradora británica imponiendo la medalla de la comunidad a uno de los exploradores de la tropa de Barcelona":

Revista Blanco y Negro, 7 d'Abril de 1931


Fons: Revista Blanco y Negro, 1931.

dilluns, 1 d’octubre de 2018

Ja tenim aquí l'1 d'Octubre i amb ell una nova postal. En aquest cas del nostre menystingut Turó vist des de una antiga caseta enrunada de les carenes de Torre Baró.


Esperem que us agradi.

divendres, 28 de setembre de 2018

Avui només una curiosa foto on podem veure l'antiga escola de l'Envelat i un Carrer Jaume I en obres.


Autor: Miquel Capella

divendres, 21 de setembre de 2018

Parlem una mica de la Torre Alemany, del promotor i arquitecte Francesc Alemany i Casulles.


La Carretera Vella, uns galls d'indi per Nadal i la Torre Alemany al fons:


Val a dir que la torre manté un bonit rellotge de sol amb la llegenda "Horas non numero nisi serenas", que vol dir que només ens mostrarà les hores serenes (és a dir les que hi ha sol).

 La Torre des del carrer el 2013.

Rellotge de sol a la façana abalconada, el 2013.

Detall del rellotge de sol, any 2013.


Fons: Foto antiga de l'Arxiu Fotogràfic Centre Excursionista de Catalunya. Fotos actuals del bloc Conèixer Catalunya.

divendres, 14 de setembre de 2018

Ja hem parlat en més d'una ocasió dels ponts sobre el Besòs. El primer va ser el que descobrim en aquesta bonica estampa dels anys 20 del segle XX on podem veure el pont sobre el Besòs, inaugurat el 1911 i que s'endugué la riada de 1962.


El primitiu pont, que s'agafava pel passeig de Rocamora, i anava fins el camí que puja a la Font del Torn va durar mig segle i després de la riuada de 1962, i passant primer per un pont provisional realitzat pels militars, el 1963 es va bastir un nou pont sobre el Besòs que, encara que també provisional, ja va permetre fer vida normal.

Foto acolorida del pont provisional construït el 1963. Compareu l'abast de l'explotació de la cimentera entre els anys 20 i els anys 60

A la següent imatge podem veure aquest pont provisional, que va servir de comunicació entre els barris de Vallensana-Reixac amb el poble de Montcada.


La mateixa foto també acolorida:



Aquest pont es va enderrocar el 1967/1968 per tal de construir el pont sobre el Besòs que coneixem avui dia.

El pont provisional de 1963, realitzat de manera ràpida, va patir també als anys 60 l'embat del riu Besòs.


Font: Autor desconegut

Missatges més antics