Blogcrowds

divendres, 13 de juny de 2014

0 Comments:

Post a Comment



Avui us oferim la darrera de les entrevistes realitzades a dos antics ocupes que van mantenir-se actius al polvorí i que van estar presents durant el desallotjament de la zona militar per part de la Guàrdia Civil.

Addicionalment us oferim un parell de fotografies separades per gairebé 50 anys de l'indret del polvorí, als terrenys de Mas Duran. Les primeres són de l'any 1965 i les darreres del 2012. Cliqueu per a fer-la més gran.

 Fons fotogràfic: Institut Cartogràfic de Catalunya (1965) i Google Inc. (2012)

De les fotografies indicarem alguns punts de referència i alguns edificis del polvorí. Val a dir que a les fotografies no apareixen els darrers polvorins que es van edificar més a prop de Can Pomada, i gairebé tocant Can Rocamora.

  • A --> Masia de  Can Pomada.
  • B --> Porta d'accés al recinte militar que dóna a Ripollet (a la entrevista, la que es va configurar una barricada i el pastor volia accedir)
  • C --> Magatzems i gimnàs.
  • D -->  Dos barracons. Actualment queden els parallams, els arbres que els envoltaven i poc més.
  • E --> Edificis secundaris.
  • F -->  Magatzems i cantina.
  • G --> Casa dels oficials
  • H -->  Porta d'accés de Mas Rampinyo (a la entrevista la posta on es va bolcar l'R5 per a evitar el desallotjament).
  • I --> Llacuna de Mas Duran.
  • J -->  Carretera de Ripollet (envoltada dels plataners).
  • K --> Club de l'Aismalibar, avui dia el centre comercial El Punt.



- Tras las noticias del desalojo y tras la fiesta reivindicativa que se celebró en el polvorín, ¿cómo se produjo finalmente el mismo?

- Estas cosas siempre tardan, pero cuando llega el momento te das cuenta en seguida. Semanas después, tras la fiesta reivindicativa anti-desalojo del antiguo polvorín la situación llegó a un punto límite en la que los maderos finalmente intervinieron, probablemente tras el visto bueno del juez de turno.

- Tras el aviso del despliegue policial en los exteriores del campo, nos movilizamos para levantar barricadas en las puertas de acceso al polvorín. No éramos pocos, creo que contabilizamos unas 90 personas.

- ¿Barricadas? Suena un poco a juegos de guerra.

- No creas. El objetivo inicial era impedir el desalojo del polvorín y aunque las "fuerzas del desorden" tuviesen más recursos que nosotros y de alguna manera ya presagiásemos el destino del "Kolectivo", el objetivo final era ofrecer cierta resistencia al desalojo. Una resistencia en principio pacífica.

- En el tema de barricadas, te contaré un par de ejemplos. El primero la puerta que daba a la zona de la laguna del Gurugú, en la que había una torreta de vigilancia en la entrada que utilizamos para tal fin y donde cerramos la antigua puerta metálica que había, la apalancamos con piedras, maderas y volcamos de lado un antiguo Renault R5 que teníamos y que previamente le habíamos quitado las ruedas, quedando la puerta totalmente bloqueada.

Por otra parte, se hizo lo mismo con la puerta que da a Ripollet, al camino que lleva al campo de aeromodelismo. Se cerró y unos chavales que tenían una zona habilitada en el almacén y gimnasio del polvorín se encargaron de llenar de tierra y piedras varias docenas de cajas de madera que antiguamente habían contenido artillería y las apalancaron contra la puerta, formalizando una buena barricada.

El Renault R5 que va ser bolcat com a mètode de barricada. Fotògraf: Jordi Font.

El mateix indret. Imatge Fidel Casajuana.

- ¿Había en esos momentos movimiento policial?

- Los guardia civiles estaban posicionados en el perímetro del polvorín con efectivos a pie y Patrols pero aún no había movimiento puesto que inicialmente se envió un emisario para charlar con nosotros.

- Como curiosidad, en esos instantes llegó un pastor con un rebaño de ovejas que pretendía acceder al polvorín justo por esa puerta que da a Ripollet, al camino del aeródromo, y finalmente se llegó a desmontar parte de la barricada que se levantó en esa puerta para dejarle pasar. Una vez dentro se volvió a cerrar la puerta y el pastor quedó dentro con sus ovejas.

- Parece que ahora viene la parte de bolas de goma, gritos y peleas...

- Hubo un poco de todo. Algunos de los okupas recogieron algunos enseres y mantuvimos el cerco durante unas horas, haciendo uso de las torretas de vigilancia. Los primeros momentos fueron algo caóticos, ciertamente nadie se hacía cargo de la situación y llegaban noticias de las diferentes torretas de vigilancia mediante mensajeros en bicicleta, así que más o menos todos nos pusimos en situación reclamando libertad de okupación.

- Las últimas botellas de Jack Daniel's cayeron en ese preámbulo y poco después la guardia civil recibió la orden de penetrar en el polvorín de una forma que no habíamos previsto: Abriendo accesos tras eliminar parte de la alambrada baja de espinos que el polvorín mantenía en su perímetro como primera defensa y perforando después la antigua alambrada electrificada en desuso desde hacía años.

- Aunque las barricadas fueron efectivas, entraron igualmente andando y también con los todoterrenos. Fue un poco chasco pero finalmente no prestamos demasiada batalla campal así que tras las correspondientes carreras y juegos de gato y ratón fuimos desocupados de la zona muy a disgusto nuestro y reivindicando la necesidad social de la zona.

- Recuerdo que alguien colgó una bandera pirata en lo alto del calabozo y que estuvo ondeando durante el desalojo, fue una de las últimas impresiones visuales que me llevé antes de ser retirado de la zona.

- ¿Y ahí acabó todo?

- Fue el principio del fin. Días después la zona recogió un asentamiento gitano y estuvieron durante una pequeña temporada junto con algunos okupas que volvimos, pero vinieron excavadoras, echaron abajo las casas, las torretas y cualquier elemento de refugio como el bunker, el calabozo, las naves del gimnasio y de los almacenes, estancias de todo tipo y también todos los barracones, que al estar semienterrados rellenaron de tierra tras echarlos abajo. También cegaron el pozo que había al lado del riachuelo, quitaron puertas, vallas y rellenaron de tierra el antiguo campo de tiro y también un antiguo depósito circular de agua que estaba entre unos plataneros.

- Sólo dejaron en pie los pararrayos que tenía cada barracón y una pequeña capilla que los militares tenían cerca del campo de tenis y de la casa de los oficiales y que hoy en día creo que utilizan los del Rocío para dar sus ofrendas. El fin de los días había llegado y la zona ya no podía ser ocupada de nuevo. Una nueva derrota social.

Aspecte de la zona dels polvorins, a l'esquerra un dels polvorins , en primer terme les alambrades baixes de punxes i al fons un parell de torres de vigilància.  Fotògraf: Jordi Font.


- ¿Cómo valoráis la intervención que se hizo posteriormente dejando el antiguo polvorín como zona verde al alcance de los pueblos que lo rodean?

- Creemos que a nivel social tiene un servicio pero actualmente muy limitado. Hace 18 años, cuando sucedieron todos estos acontecimientos la zona hervía de vida y el polvorín mantenía ese aire de libertad que permitía una concentración del movimiento okupa. El pensamiento, la subcultura, el movimiento, la colectivización social y de ideas, la libertad, la anarkía, la ocupación, la insumisión militar, política, social, mental, religiosa. Todo ese collage plasmado en el muro de nuestros ideales se vino abajo ese día. Hoy en día la zona sólo sirve para pasear el perro y pegarse cuatro carreras, aunque aún le dan algo de salida cuando vienen los del Rocío, desconozco por eso a costa de qué.

- ¿Consideráis hoy en día el movimiento okupa tal y como se conocía hace veinte años como un movimiento utópico quizá regido por un subterfugio?

- Para nada. La okupación mantienen los mismos objetivos antes y ahora. El derecho básico a una vivienda digna debería ser algo extendido en una democracia. Todos sabemos que no es así actualmente y dudo que lo sea algún día tal y como van las cosas.

- ¿Qué punto de vista tenéis en relación a la situación de crisis actual?

- La crisis no ha hecho más que agravar la situación de la población y la desesperación ha superado límites desconocidos hace veinte años. El problema de la vivienda es sólo la punta del iceberg, el tejado de la casa que llamamos problema, pero hay otros dramas como el paro, los recortes en sanidad, derechos sociales o educación, por no hablar de esas otras crisis, como la pobreza energética de muchas familias, la falta de recursos para adquirir alimentos o la pobreza en general que lanza a mucha gente a buscar en contenedores un trozo de metal que vender, una naranja o una chaqueta. No hay que ir muy lejos para encontrar pobres, a 100 metros a la redonda seguro que tenemos alguien con necesidades de este tipo. ¿Llegaremos a una economía de subsistencia?

- Sí, los lobbies de poder y poderes fácticos se encargan de que comulguemos con sus invenciones diabólicas, pasando por el aro todo quisqui y por el colador de la justicia quien intente desviarse. A nivel político la cosa no está mucho mejor. Mucho pellejo añejo veo últimamente y para añejo el whiskey de 18 años, pero en cuestión de libertades y democracia la cosa debería ser diferente.

- Y para terminar, una palabra que resuma vuestros ideales actuales.

- Libertad.
- Democracia-real.



Si voleu aportar informació, fotografies o fets viscuts esdevinguts al polvorí podeu fer-ho a l'apartat de comentaris.

Si voleu fer una ullada als altres dos articles publicats sobre aquesta temàtica, podeu consultar-los clicantals següents enllaços:

0 Comments:

Post a Comment



Entrada més recent Entrada més antiga Pàgina d'inici