Blogcrowds

divendres, 15 de maig de 2015

0 Comments:

Post a Comment



Avui voldria oferir-vos un seguit de notes de mitjans de segle XIX relacionats amb la Font del Ferro.

La Font del Ferro, Principis de segle XX. Postal d'Angel Toldrà i Vianzo.

Comencem amb un retall de "La Gaceta de Madrid", publicada al nº 5.412, el 8 de Juliol de 1849. En aquest primer article es parla d'una visita realitzada el 24 i 28 de Juny d'aquell mateix any a la "Font del Ferro" de Montcada.Veureu que es fa incís a que s'està bastint un centre de salut on els malalts podran prendre les aigües de la font i fer estades de major o menor durada:
En los días de San Juan y San Pedro estuvimos en la saludable fuente ferruginosa de Moncada, y experimentamos un  verdadero placer al contemplar la numerosa concurrencia de vecinos de aquellos pueblos y de personas de esta capital que animaban, con alegres danzas y con bullicioso regocijo, aquel sitio tan pintoresco y agradable por su propia belleza, por la hermosa perspectiva que se descubre y por el murmurio de sus tan cristalinas como medicinales aguas.Segun tenemos entendido trátase de formar alló un establecimient de curación y recreo igual á los de Alemania. Mucho nos alegraremos se realice, y que pronto se conculya el comenzado edificio.
Las excelentes virtudes del agua ferruginosa de Moncada son harto conocidas por sus maravillosos efectos obtenidos por su uso en infinidad de dolencias crónicas. Una de sus propiedades proncipales es la de curar perfectamente la clorosis, enfermedad de que son víctimas tantas jóvenes que perecen en el mayor grado de marasmo. Muchas niñas que se cree padeden un aneurisma del corazón, la tisis y otras muchas afecciones consuntivas, son con frecuencia simplemente cloróticas, y hallarían un eficaz remedio con el uso de las aguas de este manantial.
Aunque las aguas de la fuente del hierro de Moncada no necesitan ser encomiadas, pues es sabido el gran consumo que de ellas se hace como obheto medicinal, con todo las recomendaciones al público, ahora que una empresa celosa ha escogido medios económicos y cómodos para que los enfermos puedan trasladarse al mismo manantial, en donde son servidos con esmero de cuanto necesitan.

Gaceta de Madrid núm. 5412, de 08/07/1849, página 3.

Per altra part, un any després, també publicat a la "Gaceta de Madrid", en aquest cas el 20 de Juliol de 1850, al número 5.848 d'aquesta publicació es torna a fer molt bona publicitat de les qualitats de les aigües de la Font del Ferro i ja es parla que l'edifici per a rebre els visitants i poder-los allotjar, ja està gairebé enllestit:

Si bien que alguna vez hemos recomendado al público la fuente ferruginosa de Moncada por la comodidad que ofrece, por las buenas proporciones que hay para su ida y vuelta con toda aceleración, y por los saludables efectos que de sus aguas se experimentan, con todo, con las particulares ciscunstancias que acerca esto último se nos han referido, que se sería muy largo detallar minuciosamente, nos consideramos obligados en cierto modo á recomendarla otra vez para que el público no ignore que las aguas de esta fuente son preferibles del todo á un sin número de otras que hay cercanas, de lo que se ve cada día repetidos ejemplos. El edificio que dijimos se estaba construyendo para embellecimiento, ensanche y comodidad de la mencionada fuente, está rematándose; y luego que lo sea, se conocerán inmediatamente las utilidades y ventajas que reportará al público de las aguas de una fuente tan maravillosa.

Gaceta de Madrid núm. 5848, de 20 de Juliol de 1850, Plana 4.

I encara més.A la mateixa publicació, un any més tard, el 17 d'agost de 1851, al seu número 6.252, es parla de la preparació d'un "sarao" pel dia 23 d'aquell mes, a la Font del Ferro. Gran part de l'article tracta del fet que els usuaris no fan ús de l'edifici per a fer estades continuades a la Font del Ferro. Uns mala inversió pels promotors? Sembla que el sarao que s'intenta organitzar, és un preparat ben cuinat per a publicitar-se com a centre de salut...

Un gran sarao debe verificarse en la tarde y noche del día 23 del actual Agosto en la acreditada y salutífera fuente de Moncada.
De algún tiempo á esta parte se ha puesto en moda dar espléndidos saraos en las fuentes y jardines; y el dueño del manantial ferruginoso de Moncada no ha querido quedarse atrás en esta parte de obsequiar al público, ya que tanto se ha desvelado y se desvela en convertir aquel manantial de salud en una estancia deliciosa, con todas las condiciones higiénicas necesarias al restablecimiento de la salud de los enfermos que allí acuden, y em deliciosa estancia de los que por mero recreo y distracción frecuentan aquella fuente.
Sabemos que este año la concurrencia al citado manantial es considerable, prueba evidente que los enfermos hallan en el manantial ferruginoso de Moncada el alivio y curación de sus males; no obstante que ignoramos por qué circunstancua los enfermos no saben aprovecharse de las ventajas que les proporcionaria el vivir en el establecimiento que se ha levantado á propósito para hospedar á los que usan de aquellas aguas, circunstancia que haría á los enfermos obtener centuplicadas ventajas en alivio de su salud, puesto que no tendrían que soportar el sofocante calor que se siente en el viaje de ida y vuelta: podrían tomar el agua en distintas horas del día sin llenas de una vez el estómado de líquido, que de todos modos es sumamente trabajoso el diferirlo á la vez, disminuyeno así notablemente las salutíferas propiedades de tan recomendable manantial, si ncontar además las infinitas condiciones higiénicas que propura el vivir allí, en donde se respira de un aire puro y se goza de una vida tranquila, libre de bullicio y demás perjudiciales circunstancias que existen en la atmósfera y manera de vivir de una ciudad populosa.
Tenemos datos para creer que la reunión de señoras y caballeros que constituirán el sarato que se dará en dicho día 23 será de lo más brillante y escogido, con una lúcida orquesta compuesta de profesores acreditados.


Gaceta de Madrid núm. 6243, de 17 d'agost del 1851, pàgina 3.



Publicitat apareguda en diverses publicacions de finals de segle XIX relacionada amb les bondats de l'aigüa de la Font del Ferro de Montcada. Imatge: Montcadapost.


Fons: Gaceta de Madrid.

0 Comments:

Post a Comment



Entrada més recent Entrada més antiga Pàgina d'inici